Muerte y Tristeza

“Porque Dios no nos destinó a recibir el castigo, sino a alcanzar la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo murió por nosotros, para que, ya sea que sigamos despiertos o que nos durmamos con el sueño de la muerte, vivamos juntamente con él”

1 Tesalonicenses 5,9

“Porque la voluntad de mi Padre es que todos los que miran al Hijo de Dios y creen en él, tengan vida eterna; y yo los resucitaré el día último”

Juan 6,40

“Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. De manera que tanto en la vida como en la muerte, del Señor somos”

Romanos 14,8

“Porque su enojo dura un momento, pero su buena voluntad, toda la vida. Si lloramos por la noche, por la mañana tendremos alegría”

Salmo 30,5

“Vale más llorar que reír, pues podrá hacerle mal al semblante pero le hace bien al corazón”

Eclesiastés 7,3

“Yo les daré consuelo: convertiré su llanto en alegría, y les daré una alegría mayor que su dolor”

Jeremías 31,13

<< Más edificaciones

Cristo Para Todos

Política de Privacidad | Diseño web Costa Rica

Inicio | Contáctenos | Arriba